ES NOTICIA

viernes, 17 mayo 2024
viernes, 17 mayo 2024

Tarifas de remolque fueron regularizadas en Ibarra

ibarra-remolque

La Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movidelnor) determinó el tarifado de winchas o grúas de remolque en la provincia de Imbabura. Dentro del proceso se identificó a los vehículos que prestarán este servicio con un sticker, ubicado en la parte frontal, y se estableció los valores fijos que deberán pagar los usuarios.

En ese sentido, se firmaron 16 convenios con empresas proveedoras del servicio de remolque y con personas naturales que trabajan de forma independiente, quienes serán los únicos que podrán atender solicitudes de los Agentes de Tránsito, en caso de siniestros y otro tipo de requerimientos.

Tarifado

El convenio estipula que la base mínima de arranque del servicio para vehículos livianos, de entre 3.5 a 10 toneladas, es de $34,16. Mientras que la tarifa por kilómetro recorrido se estableció en $1,42.

Pero si el vehículo supera las 10.1 toneladas de peso, el propietario tendrá que cancelar un monto de $56,09, con un valor de $2,34 por cada kilómetro recorrido. Cada uno de estos valores se aplican, conforme a lo establecido, desde el lugar de solicitud del servicio hasta un Centro de Retención Vehicular (CRV) más cercano de Movidelnor.

Es importante mencionar que el remolque de motocicletas tiene un valor diferenciado. Se determinó una tarifa única de $25,03 por el traslado del vehículo hasta un CRV. En este caso, no se cobrará valores adicionales por kilómetro recorrido.

Según Erika Lobato, jefe de tránsito de Movidelnor, antes de implementar este sistema, los operadores de remolques, plataformas o winchas establecían el valor de su servicio sin consideraciones técnicas, de manera unilateral y sin control alguno.

“Evidenciamos que una plataforma podía cobrar $80 por transportar un vehículo liviano, desde la ciudad de Atuntaqui hasta Ibarra, y otra bajo las mismas condiciones y distancia decidía cobrar $100”.

Michael Jiménez, Gerente General de Movidelnor, explicó que este mecanismo busca prevenir una posible monopolización del servicio y evita el direccionamiento a un proveedor específico.