Ulpiano García, un representante del arte y la cultura de Cotacachi

COTACACHI.- Hablar de Ulpiano García es describir la esencia misma del cotacacheño, aquella que se entrelaza entre el arte y la cultura. Este cantón imbabureño respira la música por sus calles, parques y barrios, cuenta con una riquísima diversidad cultural y precisamente, es ahí, donde nuestro personaje desarrolla su vida y su pasión por las artes escénicas.

Nació en el sector de la 17 Julio, hoy Plaza de la Interculturalidad, en octubre de 1960, cuando su madre, Maruja Cobos, se dirigía al hospital de Otavalo, el pequeño nació en el camino, específicamente, en el auto que se trasladaban.

Luego, su niñez se desarrolló en diferentes barrios, entre juegos y aventuras. Curso sus estudios de primaria en la escuela 6 de Julio y la secundaria el Colegio Técnico Luis Ulpiano de la Torre.

Su acercamiento al arte
Desde niño, escuchó a su padre Moises García cantar e interpretar la guitarra, ahí nació su amor por la música, además, la influencia de las bandas del Cotacachi como la Rumba Habana, Los Astros y otras, hizo que a sus 10 años formara su primera banda musical junto a sus amigos del barrio, quienes apoyaron esta iniciativa.

De esta manera, la música brotó desde el sonido de tarros, madera, latas, cartones y más. En esa época, ya pertenecía a la estudiantina de la escuela. En el colegio estudio música, perteneció a la banda de guerra y nuevamente a la estudiantina, fundó, 1982, cuando cursaba el último año de colegio, el grupo de música folclórica “Los Aravicos”. También, fue presidente de consejo estudiantil.

Don Ulpiano se describe como una persona disciplinada y su presencia, forma de actuar da cuenta de ello, además se destaca su rectitud y persistencia por cumplir con los que propone.

Ya en su vida profesional, fue parte del Ballet Ecuatoriano de Cámara, fue miembro fundador del grupo de danza Jacchigua, junto a Rafael Camino, pero la docencia, también, marcó su vida, impartió clases en el colegio Don Bosco, en Quito y en instituciones educativas de Imbabura.

En ese caminar, Don Ulpiano hace realidad su máximo sueño y surge la Fundación “Cachipugro Danza”, en 1986. A la par, crea su familia, está casado con Jeannette Aguirre con quien procreó tres hijos: Luis, Gabriela y Sebastián, quienes heredaron el gusto por la música y la danza, de hecho, sus dos hijos formaron el grupo musical “La morena orquesta”.

Don Ulpiano con Cachipugro Danza recorrió varios países de la región, obtuvo premios y reconocimientos. Actualmente, la fundación brinda talleres vacacionales a niños del cantón, también, por las fiestas de La Jora, cada año prepara el Festival Internacional del Pasillo, un evento que pone en el escenario a grandes exponentes de este género.

Lo último: