Un personaje ibarreño con un gran corazón por los animales

Las mascotas influyen positivamente en la vida de los seres humanos. Es por ello que es importante asumir el compromiso de cuidarlos y protegerlos. Esta idea la tiene muy clara Jimmy Javier Jurado Erazo, un ciudadano ibarreño con un gran corazón por los animales.

Jimmy nació en suelo ibarreño el 14 de agosto de 1988. Sus estudios primarios y secundarios los realizó en la Escuela Ciudad de Ibarra, La Salle y Teodoro Gómez de la Torre. Mientras que sus estudios superiores los cumplió en Quito, en la Universidad de las Américas.

El personaje imbabureño es Médico Veterinario, de profesión, y también es amante de las competencias por lo que es piloto de 4×4.

Para Jimmy el deporte tuerca y el amor que siente por los animales le han permitido fusionar y plasmar ambas cosas en un proyecto, el cual ya está en marcha.

“Es un proyecto conjunto con Save Ecuador. Este año se creó junto a ellos Save Animal Racing. La idea es que todas las empresas auspiciantes hagan donaciones de productos o insumos que son utilizados para nuestros animales del albergue, para gente de bajos recursos que tienen mascotas y animalitos de la calle”, explicó Jurado.

Pero este proyecto no es lo único que tiene en mente. Jimmy Jurado cuenta que, para seguir ayudando a los animales, tiene como proyección a futuro tener un consultorio y quirófano móvil para brindar ayuda en las ciudades a las cuales viaje para competir en 4×4.

“Yo siempre he querido unir mis dos pasiones. El amor por los animales y las competencias. En este proyecto unimos las dos cosas”, dijo el ibarreño.

Para Jimmy esta gestión que realiza es lo más gratificante. Saber que ayuda a los animalitos que más lo necesitan le llenan de mucha felicidad y tranquilidad.

El imbabureño invita para que las personas se una a su iniciativa y conozcan más sobre sus actividades visitando su página de Facebook “Save Animal Racing”. Además en cada una de las competencias a las que asisten cuentan con su propio stand.

“Las personas deben pensar muy bien antes de tener una mascotita. Tienen que tomar en cuenta varios factores como son: el tiempo, espacio, dinero y estilo de vida. Tener un animalito es una responsabilidad para 10, 12 o 15 años en todos los aspectos”, expresó Jimmy.

“Algunos morirán frente a ti, pero muchos vivirán gracias a ti”, finalizó Jimmy Jurado.