Una nueva especialidad se abrió en el HSVP de Ibarra

Desde mayo pasado una nueva especialidad se habilitó en el Hospital San Vicente de Paúl (HSVP), se trata de neurología pediátrica, una ayuda para que los pacientes eviten viajar con sus hijos a Quito.

La doctora Nathaly Lapo, de la ciudad de Machala (El Oro), es la especialista encargada de atender los casos. La neuróloga pediatra explicó que con su especialidad atiende y trata problemas del sistema nervioso central en niños desde cero años hasta los 17. Epilepsia; convulsiones; dolores de cabeza; malformaciones; retrasos del neurodesarrollo como autismo, trastorno, problemas de lenguaje y aprendizaje, tumores, meningitis, parálisis cerebrales, hipotonía, son algunas de las enfermedades que puede tratar la doctora.

La especialista se formó en la Universidad Central de Quito, hizo un posgrado de pediatría en Cuenca y tuvo la oportunidad de viajar a México a hacer la subespecialidad de neurología pediátrica. Recientemente hizo un masterado en trastorno del espectro autista. Además, trabajó unos nueve meses en el Hospital Pediátrico Baca Ortiz.

La doctora considera que es importante esta especialidad porque “muchos niños tienen un diagnóstico retrasado o todavía no tienen un diagnóstico de algunas enfermedades que se pueden tratar y evitar secuelas graves”. Los casos comunes que llegan a consulta externa son las convulsiones, epilepsias, convulsiones febriles.

Enfermedades raras como síndromes hipotónicos llegan a consulta, también atiende casos como de dolores de cabeza. Otra enfermedad muy frecuente, de acuerdo a la especialista, es el autismo, “vienen muchos pacientes con retraso de lenguaje y niños que no socializan con otros”.

Al no tener este servicio en años anteriores en el hospital, el tiempo de espera se hizo muy largo para los padres, por lo que no tenían un diagnóstico certero. A diario la doctora atiende a siete niños en consulta externa, pero también revisa a pacientes prematuros que tienen problemas neurológicos, que convulsionan, también niños que tienen malformaciones, infecciones congénitas, en el área de neonatología, igual en el área de emergencia.

Unos padres que llegaron con su hija, de 5 años, estuvieron agradecidos por la atención y por la especialidad que se abrió recientemente. Fue la primera vez en consulta.

De igual forma mencionaron que su hija tiene discapacidad y la consulta fue para que siga sus tratamientos. Son de la parroquia Cahuasquí, de Urcuquí, y en el centro de salud de esta localidad la transfirieron al hospital.