Unidad Educativa Saminay – El Legado invita a su Feria del Trueque

OTAVALO.- Con la finalidad de recuperar las prácticas ancestrales de la comunidad otavaleña, la Unidad Educativa Saminay- El Legado, ubicada en el Kilómetro 23 de la vía Otavalo – Selva Alegre, realizará una nueva edición de su evento “Feria del Trueque”.
“Una de las tradiciones del Pueblo Kichwa Otavalo que queremos recuperar es justamente el trueque, que anteriormente era utilizado para intercambiar las cosas que una persona tenía por productos que necesitaba, sin necesidad de dinero”, explicó Edwin Álvarez, rector del establecimiento.

Onceaba edición
Esta actividad ya es popular en el plantel, pues varios comuneros y ciudadanos esperan año a año por ella. Cabe señalar que viene desarrollándose hace 10 años en el marco de la Semana Santa. Con la actual edición, cumplirá 11.

“Las personas de la ciudad vienen al colegio trayendo las cosas que tal vez ya no las usan y que están en buen estado, para intercambiarlas con alimentos frescos que sirven para la elaboración de la fanesca, los cuales son producidos por los padres de familia de los estudiantes de la institución o por moradores de las comunidades aledañas”, agregó Álvarez.

Invitación abierta
Todas las personas que deseen participar del trueque pueden acudir directamente a la Unidad Educativa Saminay – El Legado, el próximo miércoles 13 de abril, desde las 08:00 hasta las 15:00 horas.

“Pueden traer varios elementos como: ropa, zapatos, enseres de casa, ollas, platos, equipos tecnológicos, entre otros. Acá han cambiado por granos, gallinas, etcétera. Ahora incluso ya llega gente de Quito, además de Ibarra y por supuesto Otavalo”, indicó el rector de la entidad académica.

Difusión del evento
Las personas que ya conocen de este programa, a decir de Álvarez, están pendientes de las redes sociales de la institución en la época de Semana Santa, para comunicarse y acudir. No obstante, esta no es la única manera de difundir el evento, también lo realizan a través de hojas volantes, insumos que los entregan por la urbe otavaleña.

“Es una gran oportunidad de solventar las necesidades de parte y parte, sin utilizar dinero”, finalizó Edwin Álvarez.