Verónica Abad: “El señor Presidente me quiere lejos”

La vicepresidenta admitió que no se prestará para alianzas entre el Ejecutivo y el legislativo y que no será parte de la impunidad y que esa es una de las razones por las que se tomo la decisión de enviarla en una misión al medio oriente.

“Está claro, y no podemos tapar el sol con un dedo, el señor Presidente (Daniel Noboa) me quiere lejos, pregúntenselo a él”, respondió la segunda mandataria, a una de las interrogantes, durante una rueda de prensa ofecida ayer en la Vicepresidencia.

La rueda de prensa convocada para las 10:30 comenzó con casi media hora de retraso, y en poco más de media hora, Abad terminó aceptando el encargo diplomático. “Para beneficio del pueblo ecuatoriano y para garantizar la estabilidad constitucional y que no se configure el abandono del cargo, solicité la información para cumplir la delegación”. La vicepresidenta convocó públicamente al diálogo al presidente Noboa. y mencionó que existe una campaña sucia en su contra a nivel externo y dentro de la alianza ADN.

‘Atropellos’

Habló de atropellos hacia su persona durante la ceremonia de cambio de mando, cuando le dieron apenas 9 espacios para sus colaboradores y advirtió de bloqueos sistemáticos desde el equipo del presidente Noboa, que existen personas que “meten cizaña”.

Finalmente negó que tenga una agenda particular sino en el marco del plan de gobierno, y que la presunción de supuestos manejos irregulares de recursos económicos durante la campaña electoral son una nueva cruzada de desprestigio en su contra.

“Presidente, le pido que se siente conmigo y conversemos. Puede que no esté de acuerdo con quienes busquen la impunidad y nunca me sentaré con ellos, pero si usted ha decidido acordar con ellos, sepa que ejerceré mi libertad de obedecer al pueblo”. Abad dio plazo hasta el 30 de noviembre para resolver detalles del viaje.

Lo último: