Vialidad y gestión social son prioridad de la Prefectura

La extinción de Imbavial y del Patronato Provincial, marcaron la agenda en los primeros cien días de gestión de la Prefectura de Imbabura.

Trabajo provincial

A ello se sumaron temas ambientales de riego, vialidad y gestión social. “Han sido 100 días que nos han permitido sentar las bases para pasar de la desesperanza y graves problemas viales a construir un verdadero plan de trabajo”, expuso el prefecto Richard Calderón.

La gestión de la actual administración provincial va dirigida a mejorar la infraestructura vial; productivas y generar las oportunidades para los agricultores, comerciantes y emprendedores que permita construir una provincia mucho más productivas.

“Hemos tenido que atravesar dificultades financieras”, expuso la autoridad provincial. El recorte presupuestario de 1 586 000 dólares es el principal obstáculo, sin embargo, la autogestión ha permitido hacer frente a ello.

Acciones

“Construir, nuestro verbo rector, nos ha llevado a unir esfuerzos con los ciudadanos, los gobiernos parroquiales y las alcaldías en favor de la provincia. No hay tiempo que perder, estamos pasando de la desesperanza a la acción y esta es la nueva realidad”.

Las afirmaciones citadas corresponden al prefecto de Imbabura, Richard Calderón, en el desarrollo del informe de los primeros 100 días de gestión, que lo compartió con la Viceprefecta Paolina Vercoutère Quinche.

La autoridad expuso, en contexto, buenas noticias para los imbabureños, siendo una de ellas, el mejoramiento y construcción de 100 kilómetros de vías, en este primer año de gestión, de una meta propuesta de 150 kilómetros para los 4 años del periodo 2023 – 2027.

Sin duda, una tarea importante, si se toma en cuenta que las carreteras son pieza clave en el desarrollo económico y social en el territorio de cualquier país. Actualmente, el progreso de una nación se mide por la calidad de sus vías de comunicación, por lo cual tienen el calificativo de obras estratégicas.

Territorial

“Han sido 100 días de sentar las bases para partir de la desesperanza a cumplir un plan de trabajo que cambie el entorno en vialidad, riego, producción, ambiente, acción social, que muestre una provincia con mayores opciones de desarrollo.

Se ha atravesado dificultades financieras, las asignaciones han soportado un recorte de 1.586.000 dólares este año y posiblemente se produzca otros más, de acuerdo con la situación económica del Ecuador, pero estamos aquí para gestionar y obrar de manera eficiente, optimizando los recursos y aprovechando bien el talento humano”.

Lo último: