Visita de jueces abre una luz de esperanza a Intag

Un respiro profundo se escuchó en los alrededores del edificio del Consejo de la Judicatura en el norte de Ibarra. La tarde del pasado miércoles se desarrolló la audiencia de apelación ante la Corte Provincial de Imbabura, por los derechos de la naturaleza y el agua en la zona de Intag. La audiencia se suspendió y la decisión tomada por los funcionarios fue recibida con agrado por los más de un centenar de personas quienes llegaron a respaldar la resistencia contra la minería, la mayoría habitantes de este territorio.

Mientras afuera el sonido de los pitos, tambores y los gritos antimineros alteraban la cotidianidad de la calle Manuel España (detrás de la judicatura) en el interior del edificio se defendían dos posturas opuestas. Por un lado estaban los que defienden la actividad minera responsable y por otro los miembros de las comunidades que por más de un cuarto de siglo han defendido sus territorios amenazados por las actividades de extractivismo y que han afectado sus bosques, fuentes hídricas y la unión de las familias.

Luego de casi tres horas de audiencia se escuchó las intervenciones de los amigos de la corte (amicus curiae) tanto de la defensa como de la contraparte. Es decir se dio espacio a opiniones de expertos alrededor del caso.

Entre ellos participaron un exjuez de la Corte Constitucional Ramiro Ávila quien presentó una serie de argumentos que resaltan la lucha durante 27 años en contra del impacto ambiental. Como parte de las comunidades, Marcia Ramírez y Teresa Flores también expusieron sus razones. Allí se demostró todo lo que ha sufrido Intag y la división que ha existido entre las comunidades, resultado de la presión de las empresas mineras. La audiencia se suspendió luego de escuchar las explicaciones de ambas partes y se decidió convocar para el 27 y 28 de octubre a una visita -in situ- por parte de los jueces de la Corte Provincial al sitio donde hay afectaciones por la exploración minera.

Para Carlos Zorilla, director ejecutivo de Defensa y Conservación Ecológica de Intag (Decoin), esta decisión es muy importante por la trascendencia de la visita de los jueces al territorio. “Se ha demostrado de manera contundente lo especial que es el área en biodiversidad, ahora les toca a ellos”.