Y ahora la naturaleza…

Compartir en:

La fuerza de la naturaleza se hizo presente nuevamente en nuestro país. Un movimiento telúrico, cuyo epicentro fue en Balao, provincia de Guayas, se sintió en trece provincia del Ecuador, dejó al menos 14 muertos y cientos de heridos. El terremoto de 6.5 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, hizo que colapsen casas, que se presentes graves daños materiales, pero sobre todo cobró vidas humanas. Fue sentido con fuerza, incluso en Quito. El Instituto Geofísico dijo que hubo afectaciones en las provincias de El Oro, Loja, Manabí y en la amazónica de Zamora Chinchipe. El dolor se apoderó del país, en momentos en que la violencia y la politiquería, también nos golpean y desorientan.