Casa de la Juventud recupera su esencia

OTAVALO.- Una vez desalojada la Casa de la Juventud por parte del Centro de Salud Otavalo, la Municipalidad inició con el proceso de adecuación de los diferentes espacios de la edificación, a fin de que niños y jóvenes participen de las actividades culturales y artísticas que se imparten en el lugar, de una manera cómoda.

“Con la llegada de la pandemia vimos que era necesario apoyar para que el Ministerio de Salud puede brindar sus servicios en este espacio, que no era nada adecuado para el tema de salud, pero era lo que teníamos en ese momento. Al final hubo algunas dificultades porque el MSP no resolvía el problema (de encontrar una nueva sede), y nosotros necesitábamos recuperar este espacio para desarrollar nuestros programas y proyectos”, expresó Mario Conejo, alcalde de Otavalo, quien se mostró satisfecho por el nuevo periodo que se viene en la Casa de la Juventud.

Minga por la Cultura
En este contexto, funcionarios del Municipio realizaron una minga de limpieza y adecuación de espacios, para que los distintos talleres, que por cierto ya están operativos en el lugar, se sientan como en casa.

“Estamos muy contentos de recuperar este espacio, y con la intención de que vuelva a brillar como en sus mejores épocas, cuando fue un semillero de toda una generación de artistas y gestores culturales, que hoy por hoy nos están dando muchas alegrías. Como Municipio haremos todo lo que esté en nuestra manos para recuperar la dinámica que debe tener este espacio”, señaló Ricardo Haro, jefe de gestión social del GADMO.

Programas habilitados
Inmediatamente después del desalojo del MSP, se empezó con el trabajo. En este caso, con varios colectivos y chicos beneficiarios. “Estamos con la Orquesta Infanto Juvenil Atahualpa, Liga Barrial San Luis, Chakana, Club de Hipertensos del MSP, Red de Protección de Derechos, Fundación de las Américas (brazo ejecutor de ACNUR), en cuanto a entes externos. De nuestra parte, en cambio, aquí van a funcionar presencialmente los proyectos de prevención de violencia intrafamiliar, erradicación progresiva de la mendicidad y atención a personas adultas mayores y con discapacidad”, acotó Haro.