Ecuador camina hacia una ley de Salud Mental

La propuesta de la normativa fue trabajada durante dos meses y medio por los integrantes de la Comisión de Salud, de la Asamblea Nacional, el fin es que la iniciativa se convierta en la ley de salud metal que rija en el país. Es importante, mencionar que el primer borrador unifica las propuestas presentadas por exasambleístas y actuales parlamentarios de este organismo legislativo, se sistematiza ocho iniciativas de dos periodos.
Además, el proyecto contó con la colaboración de organismo como la Defensoría del Pueblo, como ente rector de los Derechos Humanos, como también, de colegios de psicólogos y psiquiatras.

La propuesta está conformada por 10 capítulos, entre ellos, la responsabilidad que tiene el Estado con la prestación del servicio de salud mental, se estableció que el Estado tiene la obligación de atender este aspecto, tanto por los prestadores de la red de salud pública y privado.

También, se incluye la promoción, prevención, atención y recuperación de los pacientes con problemas de salud mental. De igual manera, se incluye un equipo multidisciplinario de atención, la infraestructura fue abordada en los debates, esto significa que los prestadores de salud deberán equipar los centros hospitalarios con elementos específicos para tratar la salud mental.

Finalmente, se plantea una regulación a clínicas de tratamiento de adicciones, a través, de la creación de un marco normativo, el fin es evitar muertes de los pacientes en clínicas clandestinas.

La ley tiene el objeto de establecer un marco legal para la atención de la salud mental bajo un enfoque de atención comunitaria e intercultural, con respeto ineludible a los derechos humanos y a la dignidad de las personas, sin discriminación de ningún tipo. Los representantes de gremios de salud mental en 15 días presentarán sus observaciones.

Voces y propuestas
La legisladora Pierina Correa, unas las proponentes de la ley, comentó que es importante trabajar de manera específica la salud mental. “Hay circunstancias que tienen que ver con temas estructurales, desde el Gobierno y el Estado, como condiciones de hacinamiento, insalubridad, falta de acceso a servicios básicos, entre otras cosas”, mencionó.

Peter Sanipatin, presidente del Colegio de Psicólogos, comentó que recomendarán que la ley mejore los procesos de prevención, promoción, tratamiento y rehabilitación a nivel comunitario.

De igual forma, Jorge Ordoñez, presidente de la Asociación de Psiquiatría Ecuatoriana, señaló que la propuesta puede liberar estigmas al interior de la sociedad, generar dignidad para los pacientes y fomentar la salud mental en el país.

Cristian Nieto, representante de la Defensoría del Pueblo mencionó que presentarán observaciones a la ley, en el marco de la garantía de los derechos humanos de los pacientes.