ES NOTICIA

viernes, 12 julio 2024
viernes, 12 julio 2024

La flauta del Hatun Puncha, el misticismo y la tradición

Flauta

Esta es la historia de don Humberto Tontaquimba, maestro flautero de la comunidad de La Calera, en Cotacachi.  Por más de 50 años, el sonido de este instrumento andino ancestral, elaborado con carrizo warmi, proveniente del Chota o de Intag, ha sido como el aire que respira y entona durante las fiestas del Hatun Puncha. Todo un misticismo recorre la elaboración y entonación del instrumento mayor de las fiestas del Sol y la Pachamama.

El campo y la música

A menos de 20 minutos, del centro de Cotacachi, se encuentra la comuna de La Calera, reconocida por ser uno de los conglomerados más grandes y organizado en las fiestas del Hatun Puncha, se les conoce como “Los Cachipurros”. Ahí, en este espacio lleno de árboles, de extensos terrenos con sembradíos de maíz y fréjol, se encuentra la casita de Don Humberto, al llegar, unos cuantos perros y gallinas salen como alertando la visita. Enseguida, la sonrisa amable de Don Humberto es un aliciente, tras un apretón de manos, inicia la narración de su historia. Cuenta que desde niño fue autodidacta, aprendió solo a leer y escribir, pero la música nacía desde lo más profundo de su ser. “Siempre participé en los bailes y aprendí de mis tíos y  otros maestros, a los siete años. De pequeño no conseguí el rondín, ni la flauta y empecé a elaborar mi propio instrumento y a entonarlo”.

La enseñanza ancestral

La música o melodía que entona Don Humberto es parte de su memoria ancestral, no existen escritos, ni partituras, es música que viene en la sangre y brota en las fiestas del sol. El músico de La Calera comenta que para elaborar las flautas debe viajar una o dos veces al año a conseguir carrizo warmi y hari, que es el único material propicio para elaborar este instrumento y así entonarlo. Trabajar en la flauta le toma dos horas a Don Humberto. Cuando está lista, la magia ocurre, sonidos que parecen provenir de un tiempo inmemorial retornan al presente, el mismo va acompañado del zapateo, que poco a poco va despertando a la Pachamama. Don Humnberto menciona que la flauta se toca en pares, no sola, además, existe la flauta mama con sonidos gruesos, la flauta hijo y la flauta pequeña, entre las dos la música suena con notas más altas. 

Don Humberto, también, es maestro tiene el propósito de enseñar a todas las personas , con el fin de trasmitir su conocimiento y que esl mismo no se pierda.