ES NOTICIA

martes, 16 julio 2024
martes, 16 julio 2024

Imbabura y Carchi trabajan para lograr un café de origen

cafe

La producción cafetera es la apuesta a futuro en la provincia de Imbabura, incluso, con el apoyo del Carchi. Esta relación se fortaleció en el primer encuentro de caficultores entre ambos territorios, que se realizó en la Hostería Cananvalle, de la ciudad de Ibarra.

Este evento resaltó las potencialidades de las provincias del norte para el cultivo de este producto, con la premisa de generar un café con denominación de origen y, por ende, desarrollar un nuevo eje productivo y económico. 

Producción

Richard Calderón, prefecto de Imbabura, comentó que alrededor de 400 familias se dedican a esta actividad en la provincia y que se tiene la proyección de aumentar al menos otras 200 hectáreas en los próximos tres años.

“Queremos trabajar en la denominación de origen, y que se conozca al café imbabureño a nivel nacional e internacional. Entonces, se convertirá en una fuente de empleo para la generación de nuevos recursos. Dentro de la planificación de la Prefectura, se apoyará con capacitaciones y otros proyectos”.

La autoridad también explicó que el Valle de Intag,  La Carolina y Lita son sectores con gran proyección respecto al cultivo y producción de café. En los últimos años, se han sumado las localidades de Cahuasqui e Imbaya.

Retos

José Villena, viceministro de promoción y exportaciones, indicó que si se aspira un café de origen es necesario la investigación. “Sin propiedad intelectual no se logra nada, así como se siembra y cosecha, hay que ir al ritmo de nuevas variedades y tendencias. Es  la innovación que buscamos”.

Justamente, el evento biprovincial tuvo la participación de instituciones de educación superior, como la Universidad Estatal del Carchi y la PUCE Ibarra, con el propósito de afianzar esta visión y cooperación. Los agricultores y representantes de la academia generaron una cadena de información para futuras investigaciones.

Otro reto de los caficultores es motivar a los jóvenes, quienes por motivos de la modernidad se alejan de las actividades relacionadas con el campo. Jorge Bastidas, delegado del Comité Europeo para la Formación y la Agricultura (CEFA), expresó que “mientras la producción del café se convierta en sostenible representará un trabajo económicamente atractivo”.