Plan de arbolado empezaría en abril

arbolado

El proyecto de Arbolado  Urbano que lleva adelante el Municipio de Ibarra culminó con su primera fase. La parroquia de Alpachaca fue la mayor beneficiaria, pues se sembraron, alrededor, de 4 mil árboles en solo cinco meses. Pero el objetivo a largo plazo es  plantar 100 mil árboles en los próximos 3 años de gestión municipal. 

El proyecto – plan Arbolado

Vicente Revelo, director de Ambiente del Municipio, indicó que a partir del mes de abril empezaría la implementación de la fase dos y contaría con un presupuesto sería de USD 200 mil, para el resto del año. 

planEl funcionario municipal   indicó que están esperando un estudio técnico para determinar las nuevas zonas que se intervendrán, en pocas semanas, estará listo. El análisis – explicó Revelo – se basa en los sitios que menos árboles tienen. De ahí que, se prevé que Caranqui o Priorato sean las parroquias seleccionadas. 

“Con los técnicos estamos realizado un análisis de acuerdo  al plan de infraestructura verde, el informe está por salir y ahí daremos a conocer a la ciudadanía, las fases de arborización”, comentó Revelo.  

El Director indicó que  el centro de Ibarra cuenta con parques, por esa razón  no se aplicaría el proyecto de arbolado urbano en este sitio.  

Experiencia 

Los beneficios del proyecto es mitigar las afectaciones del cambio climático y el calentamiento global. Señaló que Ibarra no tiene un déficit de espacios verdes, sino, de arbolado urbano. 

“Tenemos  las lomas del Imbabura, Yuracrucito, Yahuarcocha,Aluburo, no tendríamos un bajo índice de espacios verdes, pero si  arbolado urbano, por esa razón queremos implementar el proyecto en los parques y en las veredas”, comentó Revelo. 

 Sobre la poda o corte de árboles viejos, Revelo dijo que previo  al corte de los mismos, primero se realiza un análisis técnico, para luego sembrar nuevo y así no perder el beneficio ambiental. 

Apartado
El 25 de julio inició el plan piloto de arbolado urbano en la parroquia de Alpachaca, en los que se sembraron 70 árboles, cada 4 metros. El proyecto Este proyecto se convierte en una medida de adaptación y mitigación ante los efectos del cambio climático, pues generan diversos beneficios ambientales, además que añaden belleza al entorno, naturalizan las duras líneas urbanísticas y contribuyen a mejorar la calidad de vida de la población. En el inicio de esta obra, el alcalde del cantón, Ing. Álvaro Castillo Aguirre, explicó a la ciudadanía como se va a desarrollar el proyecto: “En las dos manzanas a intervenir, se sembrarán el pino verde, es la especie más adecuada de árbol para las veredas ya que su crecimiento es vertical, llega a medir hasta 5 metros”.

Lo último: