Asesinan a siete miembros de una misma familia en Esmeraldas

Siete miembros de una misma familia fueron asesinados la madrugada de este domingo en la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, informó la prensa local.
Los asesinatos «a tiros» ocurrieron en el barrio Monte Sinaí, en el sur de la ciudad de Esmeraldas, y entre las víctimas se encuentra un niño de 2 años de edad, publicó el diario El Comercio.

Los crímenes se registraron a las 03.00 del domingo (hora local) cuando desconocidos ingresaron en una vivienda y dispararon contra las personas que descansaban en el interior.

El rotativo añadió que las autoridades de Policía informaron que una menor de 3 años es la única sobreviviente «de este caso de sicariato múltiple».

El comandante de la Policía de Esmeraldas, Javier Buitrón, señaló que las víctimas son el papá, la mamá, tres hijos, el yerno y un bebé de 2 años.

Según Buitrón, la menor que sobrevivió fue entregada a familiares.

En declaraciones recogidas por el medio Saeta TV Esmeraldas, el jefe policial indicó que de acuerdo con versiones de moradores «aparentemente estas personas se dedicaban al expendio de sustancias psicotrópicas y al robo de domicilios y personas».

ALTOS NIVELES DE VIOLENCIA

El asesinato de los siete miembros de una misma familia se suma a otros hechos de violencia registrados este fin de semana en el país, y a otros casos de sicariato ocurridos en lo que va del año.

En la provincia del Guayas, también en la costa, han aumentado considerablemente los hechos violentos en los últimos meses, con gran cantidad de robos, asaltos y casos de sicariato.

Entre ellos, el ocurrido el pasado 6 de marzo cuando siete personas murieron en una balacera registrada en el exterior de una vivienda del sector de Las Malvinas, en Guayaquil, capital de la provincia costera del Guayas.

En enero pasado, otras cinco personas fallecieron en una balacera ocurrida en la zona conocida como El Guasmo, también en Guayaquil. Ese hecho, ocurrido en el sector de la Playita, en el sur de Guayaquil, dejó, además, una decena de heridos.

La Policía dijo entonces que en unas embarcaciones llegaron unas 20 personas «armadas con fusiles, subametralladoras, pistolas, revólveres», sometieron a los guardias de La Playita del Guasmo y accedieron al sitio donde estaban reunidas las personas a las que les dispararon.