ES NOTICIA

martes, 23 julio 2024
martes, 23 julio 2024

El Camal Municipal de Otavalo estará fuera de servicio por dos meses

Fuentes no oficiales de nuestro medio de comunicación comentaron que el Camal Municipal está fuera de operaciones, lo cual estaría generando cierta incomodidad en los usuarios que acuden allí a faenar su ganado.
Con esta pauta, EL NORTE acudió al mencionado bien público para constatar esta información, la cual fue oficializada por el administrador, Jorge Cajamarca, quien adicionalmente explicó los motivos.

“El servicio de faenamiento estará paralizado por dos meses debido a que habíamos incumplido con la normativa ambiental vigente. El agua que emitíamos en la planta de tratamiento de aguas residuales, salía fuera de los parámetros. En vista de eso había que hacer una intervención urgente”, explicó el funcionario.

Según Cajamarca, el problema obedecería a que en la anterior administración municipal se habría realizado la adquisición de la actual planta de tratamiento, la cual no sería óptima para tratar el tipo de aguas residuales de un camal, pues sería más bien para desechos domésticos.

“Las aguas que se generan en los camales contienen sangre y desechos ruminales, es decir lo que comen los animales, que son los mayores contaminantes y más difíciles de retirar del agua.

Para corregir esto, se va a hacer un reactor y una cisterna mucho más grande. Vamos a instalar unos calefactores, unos recirculadores de oxígeno y de agua. Se va a potenciar el trabajo que realiza la planta de tratamiento”, señaló.

Cabe señalar que para ello se trabajará junto a la Empresa Pública de Agua Potable y Alcantarillado de Otavalo (Emapao), con un monto aproximado de inversión de USD 100 mil.

Además de la intervención en la planta de tratamiento, se aprovechará para ejecutar trabajos al interior del camal, ya que de acuerdo a la normativa de Agrocalidad, específicamente en cuanto a su chek list para evaluar a los camales, figura que los pisos y paredes de estas edificaciones deben ser de un material no poroso, lo cual no es el caso de la sede otavaleña.

“Una vez que los contratistas apliquen esta pintura epóxica, se demorará al rededor de dos meses en secar. Pasada esta fase crítica, se retomará la atención a los usuarios”, complementó el administrador del camal.

Con la finalidad de subsanar la carencia de servicio que hoy por hoy tiene el camal, el Municipio ha tomado contacto con camales vecinos, como: Cayambe, Atuntaqui e Ibarra; para que atiendan a los usuarios otavaleños, con una particularidad, cada cantón maneja costos diferentes. En Otavalo por ejemplo el faenamiento cuesta USD 22.

Subscribe
Notify of