Ecuador remató tercero en el medallero bolivariano y será sede en 2025

Ecuador remató tercero en el medallero bolivariano y será sede en 2025

Ecuador en menos de 12 horas piso el acelerador y superó el número de medallas logradas en los pasados juegos bolivarianos de Santa Marta 2017 donde el Team Ecuador  terminó cuarto en el medallero con 32 medallas de oro, 73 de plata y 88 de bronce, pero con una delegación superior a la que vino a participar a Valledupar. Este año el desempeño del equipo nacional fue  superior en cuanto a medallas de oro, con un total de 40,  de plata 51 y de bronce 55. Con esto Ecuador se mete en el podio superado solamente por el local Colombia y Venezuela, y por encima de 8 países de sudamérica y centroamérica.

Ecuador en el cierre de los 13 días de competencia tuvo a sus mejores cartas en los 10.000 m aguas abiertas. Esteban Enderica se convirtió en el rey de aguas abiertas en estos Juegos Bolivarianos logrando su segunda de oro. David Farinango se queda con la medalla de plata

Más adelante Vicente Loza recibió su medalla de oro tras coronarse campeón bolivariano de media maratón; Cristhian Vásconez y Rosa Chacha se quedaron con el bronce.

En tenis, en un lamentable incidente por un problema en su ojo, luego de que la bola la impactara Mell Reasco, no puedo continuar el partido y se retiró.  Ecuador se quedó con la medalla de plata bolivariana en singles femenino.

En otra discipina. Jorge Andy se quedó con la medalla de bronce en la división 86 kg de la lucha libre masculina mientras que en la misma disciplina Mauricio Sánchez recibió su medalla de plata alcanzada en la división 65 kg de la lucha libre masculina.

Luego vinieron las pesas en donde el Ecuador demostró que es una potencia regional. Tamara Salazar, Liseth Ayoví y Dixon Arroyo  se colgaron la dorada.

Cerrando la última jornada, la dupla ecuatoriana integrada por Pedro Jaramillo y Danny León, reciben sus medallas de plata por el vicecampeonato de voleibol de playa y en tenis de mesa los tricolores Alberto Miño y Rodrigo Tapia lograron medalla de bronce.

La medalla de oro cuarenta estuvo en los pies de Dyander Pacho quien se consagró campeón bolivariano de salto con pértiga con Récord Nacional U23 y Récord de Juegos marcando  5.40 y el compatriota Austin Ramos se quedó con la de plata.

 El telón bajó y la llama bolivariana se apagó. Valledupar despidió entre nostalgia y algarabía, los XIX Juegos Bolivarianos con un vistoso espectáculo de música, danza, tecnología, que dejó un mensaje de fraternidad y que rindió tributo a los 3.245 atletas tras competir en 46 disciplinas deportivas.

Antes de cerrar la fiesta deportiva, en la que Colombia se coronó campeón con 171 medallas de oro, sonaron los acordeones en la legendaria Plaza Alfonso López, templo del Festival Vallenato, y se dio el desfile de las once delegaciones mientras se agitaban sus banderas en un hasta pronto a Valledupar, donde según el presidente de la Organización Deportiva Bolivariana (Odebo), el colombiano Baltazar Medina, se realizaron «unos excelentes Juegos».

Aseguró, además, que la XIX edición de las justas «ha encendido la llama de la esperanza por el retorno a la normalidad de la actividad deportiva. Esa luz de la esperanza estará encendida hasta noviembre de 2025, cuando nos encontraremos nuevamente en Guayaquil, sede de los próximos Juego Bolivarianos, para volvernos a abrazar y a resaltar la importancia del deporte como el mejor medio de hermandad y de unidad entre los pueblos».

Con el fuego aún ardiendo junto al escenario, se inició el espectáculo denominado «Valledupar, leyenda viva», que tuvo en el vallenato su eje conductor para despedir por lo alto a las delegaciones que entre el 23 de junio y el 5 de julio participaron en el certamen que abrió el ciclo olímpico a París 2024.