Empresa Tecnológica ofrece en Ecuador 100 mil becas para estudiar programación y unirse a la red de aprendizaje más grande de Latinoamérica

Quito. La red de aprendizaje de programación más grande de Latinoamérica llega a Ecuador con Egg, empresa de tecnología y educación de base científica con presencia en Estados Unidos que apunta a potenciar la cooperación humana y que ya cuenta con una comunidad de más de 70.000 estudiantes.

La organización otorgará 100.000 becas para que personas de la región aprendan a programar desde cero durante 2022.

Está pensada tanto para quienes están en la búsqueda de empleo, así como para emprendedores y todo aquel que quiera ser parte de la transformación digital.

La propuesta ya ha desembarcado en Perú, Argentina, Chile, Colombia y Uruguay. Este mes se suman Ecuador y México, informó en un comunicado Egg.

Los ecuatorianos interesados podrán unirse postulando en https://carreras.eggeducacion.com/ec/programaciondesdecero/?utm_source=prec&utm_campaign=pdcec.

Tienen tiempo para hacerlo hasta el 20 de septiembre. Los requisitos básicos son contar con un computador, conexión a internet y ser mayor de 18 años.

Quienes resulten ganadores de la beca podrán realizar de forma gratuita un curso de 80 horas (7 semanas de duración) que enseña a entender el pensamiento lógico detrás de las aplicaciones más populares, aún sin conocimientos previos.

A su vez, estas personas serán parte de la red de programación más grande de Latinoamérica y aprenderán al unísono con estudiantes de toda la región.

Al finalizar el cursado recibirán un certificado avalado por Egg International. La propuesta educativa es sincrónica y se impartirá vía Zoom, de lunes a jueves de 17h00 a 20h00. Como plus, los ganadores podrán elegir en qué fecha iniciar el cursado.

La organización, reconocida a nivel internacional por sus aportes a la comunidad, ha creado un sistema colaborativo de educación online que fomenta el aprendizaje entre pares (peer to peer learning) y el aprender haciendo (learning by doing), metodologías ampliamente reconocidas en el ámbito educativo.

Por esa razón la propuesta de capacitación es totalmente práctica y busca que los participantes construyan aprendizajes en equipo mientras cooperan entre sí.

Al mismo tiempo aprenden a desarrollar habilidades blandas –muy demandadas en el ámbito laboral– como el liderazgo, la comunicación asertiva y la resolución de problemas. “La tecnología de Egg permite potenciar la cooperación humana. Hemos desarrollado una inteligencia artificial que utiliza los principios científicos de la cooperación para formar equipos que cooperan entre sí mejorando la experiencia de aprendizaje”, explica Ignacio Gómez Portillo, Co-fundador y CEO de la organización.

Un programador junior puede llegar a ganar entre 700 y 1.200 dólares al mes, remuneraciones que superan ampliamente el promedio del sector privado.

Pero no sólo presenta beneficios para quienes están en búsqueda de su primer empleo, sino que este curso permite adquirir herramientas básicas de programación fundamentales para emprendedores y para todo aquel que no quiera perderse la oportunidad de ser protagonista de los avances tecnológicos del futuro.

La propuesta no exige conocimientos previos, parte desde cero y permite a los participantes descubrir que cualquier persona puede aprender a programar, ya que se trata de un conjunto de habilidades que se adquieren con la práctica y que no son excluyentes para determinado perfil.

 

Egg es una empresa de tecnología con base en Argentina fundada en 2015 por Gómez Portillo, doctor en física, y Carolina Pérez Mora, licenciada en Comunicación Social y Magíster en Marketing Digital. Dedicada desde sus inicios a la educación, ha creado una inteligencia artificial que mide y mejora la cooperación. Eso permite crear redes de cooperación para el aprendizaje online masivo entre personas que tienen el mismo objetivo de aprendizaje. La organización ha desarrollado este tipo de entrenamiento en programación en múltiples oportunidades en asociación con gobiernos y empresas de distintos países. Durante su trayectoria, Egg cuenta con más de 20.000 egresados en programación Full Stack que hoy se desempeñan en empresas globales tales como Mercado Libre, Gobant, GlobalLogic, Holos, entre otras. “En esta oportunidad nuestro compromiso está puesto en estas 100.000 personas que podrán acceder a nuestra capacitación sin costo y potenciar exponencialmente su desarrollo”, destacó el CEO.