ES NOTICIA

viernes, 12 julio 2024
viernes, 12 julio 2024

La mitad de las cárceles con presencia de ‘Los Lobos’

La muerte de un privado de libertad de nacionalidad venezolana, puso en alerta a las autoridades en el cantón Ibarra.

El sujeto, acusado de un sicariato, recibió una paliza por parte de sus compañeros de celda, que no le dejaron dormir ni una noche en el centro carcelario y tuvo que salir directo a la morgue.

El móvil del crimen, no se conoce aún, sin embargo, se rumora que sería un ajuste de cuentas, en donde “Los Lobos”, habrían dado la orden de su muerte. Horas más tarde, el cabecilla de esta prisión y miembro de esta banda, fue trasladado hasta la cárcel “El Rodeo” de Portoviejo, como una de las medidas adoptadas por las autoridades carcelarias para mantener el orden en el sitio.

 

lob0s 2

 

El año pasado, dos internos sentenciados por tráfico de armas, oriundos de Manabí, fueron encontrados colgados en su celda, el caso fue investigado como un suicidio, aunque en dicha en la prisión ibarreña fue un ‘secreto a voces’, que su muerte fue ordenada, lo que comprueba que “Los Lobos”, son los amos de la prisión ibarreña.

Su presencia es a nivel nacional

Un infome de inteligencia policial establece que el grupo narcocriminal “Los Lobos” tiene injerencia en 18 de las 35 cárceles del país. En ciertos centros, ha protagonizado amotinamentos y crimenes en medio de una guerra contra “Los Choneros” para tener el control del sistema carcelario.
La mayor crisis fue durante 2021 y 2022. 430 presos asesinados en 11 masacres.

Por estos enfrentamientos, las autoridades penitenciarias agruparon a los presos de acuerdo a su afinidad delictiva, en los siguientes centros penitenciarios: “El Turi” (Azuay), Imbabura, Napo, Chimborazo, Regional Cotopaxi, Pastaza, Tungurahua, “El Rodeo” (Manabí), Cañar, El Oro, Loja, “La Roca” y Penitenciaría del Litoral (Guayas) y “El Inca” (Pichincha), según reveló Ecuavisa.

“Los Lobos”, habían instalado sus centros de operación criminal en las cárceles, que se encuentran militarizadas desde enero.

 

lobos 3

 

En los pabellones donde tenían el control cobraban por las celdas, extorsionaban a los familiares de los detenidos y se dedicaban al microtráfico. También ordenaban sicariatos, el traslado de cocaína y armas que eran entregadas por el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Aunque los uniformados les tienen ‘vigilados’, no han parado sus acciones ilícitas, sin embargo los crímenes ordenados desde prisiones, cesaron.