Osos de anteojos fueron traslocados con éxito en Imbabura

El martes 2 de agosto del 2022,  se realizó el rescate de dos ejemplares silvestres de Oso Andino (Tremarctos ornatus) de la subpoblación que habita en las proximidades a la Comunidad de Zuleta, parroquia de Angochagua, conformada por aproximadamente 60 individuos, mismos que vienen siendo monitoreados por la Fundación Galo Plaza Lasso, desde el año 2009.

En los últimos tres años se ha identificado un paso de osos que conecta a la Cordillera Oriental con el Cerro Cusín, el cual involucra el cruce del asfaltado en la vía Zuleta-Cayambe. Justamente, en este tramo, se ha identificado y monitoreado en los últimos días a una hembra de Oso Andino de aproximadamente 16 años de edad con su cachorro de ocho meses, alimentándose de puyas y bromelias dentro los bosques cultivados de pino y eucalipto colindantes a la vía.

Sin embargo, el día de ayer, esta hembra y su cría se adentraron en áreas muy pobladas con mayores amenazas a su bienestar como perros y potenciales cazadores de las comunidades aledañas, por lo cual se desplegó un trabajo multidisciplinario conformado por técnicos y guardaparques del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Prefectura de Imbabura, la Fundación Cóndor Andino, Comuna Zuleta, Fundación Galo Plaza, Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional, y el Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Ibarra.

El trabajo de rescate de los ejemplares consistió en realizar a contención química (anestesia) con el fin de trasladarlos a un lugar seguro lejos de cualquier amenaza.

Ambos especímenes están siendo monitoreados a través del equipo de rastreo satelital que porta la madre; facilitado por el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de Angochagua; no obstante, varios ejemplares de Oso Andino seguirán cruzando la vía asfaltada Zuleta-Cayambe en este corredor de la Cordillera Oriental al Cerro Cusín, en busca de alimento, por lo cual instamos a los Gobiernos Autónomos Descentralizados Provinciales de Imbabura y Pichincha, Municipales de Cayambe e Ibarra y a las Parroquias de Angochagua y Olmedo, así como a la población en general, principalmente quienes habitan y transitan por la vía, a sumar esfuerzos para la protección y conservación de la vida silvestre, cuyo rol es regenerar constantemente los ecosistemas de páramo y bosque andino del cual dependemos los asentamientos humanos por el aprovisionamiento de agua y de aire de buena calidad proveniente de estas zonas con alta biodiversidad.

El día de hoy un equipo conformado por las instituciones que participaron en el rescate logró observar a ambos ejemplares en buen estado mediante el uso de la telemetría, los ejemplares fueron encontrados alimentándose tranquilamente en la cordillera oriental donde originalmente pertenecen.